Como Inventar Recetas Originales

Opinion
Inventar Recetas Originales

Como Inventar Recetas Originales

Basada en mis lecciones en la cocina, una guía corta de inventar recetas originales.

Foto: Free People

Desde que empecé este blog de postres, me he estado enseñando a mí misma cómo hacer repostería (no preguntes), inventar recetas y mucho más sobre el mundo del blogging y el marketing, pero sobre todo, he visto la cara del fracaso demasiado bien. Es como un amigo que no te gusta pero sigue apareciéndo. Durante el desayuno, te manda emoticonos por Facebook Messenger. Al mediodía, te llama para decir “¡Oye, tío! ¿Qué pasa?” y alrededor la hora de cenar, llama a la puerta e insiste en pasar un rato juntitos.

Si no estás fallando de vez en vez, es una señal de que no estás haciendo algo verdaderamente innovador.

– Woody Allen

En otras palabras, muchas de mis invenciones y creaciones en la cocina han sido desastres. Os enseño.

Fracaso en la cocina Objeto Expuesto 1. El bizcocho de higo, arándano y plátano. El bizcocho salió un poco denso pero, en general, no estaba mal. ¿Cuál fue el fracaso? En cuanto corté el primer trozo, me di cuenta de que me había olvidado de añadir un endulzante. Puse jarabe de arce encima pero todavía estaba “así así”.

Objeto Expuesto 2. El ¿pastel? de boniato, chocolate y granada. Parecía lava negra y sabía a comida para bebés.

Objeto Expuesto 3. Un cacao de tarta. Este era mi ultimo atuendo antes de irme al trabajo hasta que lo manché con cacao.

Había un par de fracasos más pero no le mereció la pena de sacar fotos.

¿Qué haces con un fracaso? Lo intentas de nuevo.

Cuando se trata de hacer postres o de crear recetas originales, esto es lo que he aprendido de mis fracasos en la cocina.

1. Cada ingrediente y herramienta tiene su propio uso – conócelo.

Una arma siempre es más útil en las manos de un usuario bien informado. Investiga los ingredientes y las herramientas de la cocina por Internet o pregunta a un experto local, por ejemplo un frutero o un tienda especializada en herramientas de la cocina. Bon Appetit y Crafty Baking son fuentes muy útiles.

2. Substituir ingredientes significa reinventar recetas.

Piensa en las recetas como parte del Feng Shui. En una habitación cada objeto debe estar cuidadosamente dispuesto en harmonía con los demás de forma que se complementen unos a otros. Sin embargo, no existe una fórmula por la cual conseguir una harmonía absoluta. Una vez has movido o sustituido un objeto, los demás deben ser adaptados para restaurar el equilibrio.

May van Millingen
May van Millingen

De la misma forma pasa con las recetas. Una vez reemplazado un ingrediente debes cambiar las proporciones de los demás o incluso sustituirlos.

Una vez que reemplazas un ingrediente de aquella receta del pastel de chocolate de la abuela debes adaptar el resto para que el resultado no acabe en desastre; al final tendrás un pastel de chocolate igualmente pero ya no será la receta de tu abuela, será un producto completamente distinto.

3. Sé paciente.

Algunos dicen que las comidas mejores se hacen de amor; yo digo que se las hacen de paciencia. Preparación y diligencia significa menos fallos y más posibilidades de resultas buenas.  Haz los postres cuando estás calma, tómate tu tiempo con cada paso, mede los ingredientes con exactitud y no hagas trampas.

4. Empieza pequeño y utiliza los sentidos.

Es sencillo pero crucial para ahorrar tiempo, dinero y evitar frustración. Trabaja con hornadas pequeñas y presta especial atención al masa – el olor, el sabor y el toque. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.