Tres Palabrotas, Tres Postres

Opinion

Tres Palabrotas, Tres Postres

Postre no es una palabrota a menos que tenga palabrotas escritas por encima.

Ver personas tratar la comida y, más concretamente, los postres como si fueran algo peligroso o sucio me enfada. Bastante. Mi motivo principal para crear este blog era vencer la connotación negativa que llevan los postres. En el aniversario de Dulce y Natural, escribí mas sobre esto y lancé la compaña postre no es una palabrota a través del newsletter. Al jugar con ironía, durante el mes de octubre publiqué fotos de galletas, tartas y cupcakes con palabras vulgares y hoy os las comparto.

postre palabrota  Soy joven no gilipollas

Origen de la frase: No hay mucho de contar de esta frase. Simplemente, de las millones de frases que dice mi jefa, esta es mi favorita y me identifico mucho con ella.

Sobre el postre: Galleta de pipas de chocolate. Las letras hechas de mantequilla y azúcar glas. Se mido 40 centímetros.

postre palabrotaDon’t be a lil’ bitch

Origen de la frase: Traduce a “no seas una hija de puta” … mas o menos. Escuché mi amiga Anna decirla en un café mientras explicaba porque cree que nosotras mujeres tenemos que saltar adelante y hacer lo que nos hace sentir feliz y bien sin vergüenza o miedo de juzgamiento y fracaso.

Sobre el postre: Tarta de remolacha. Las letras hechas de golosinas y dulce de leche.

postre palabrota

Slut

Origen de la frase: Cristin de Slutty Food Blog sugirió la palabra inglesa slut (puta en español), explicando que la comida slutty para ella es la comida que no podemos resistir. Es la comida que queremos comer, que nos hace babear, que es buenísima a pesar de los demás digan… ¡Imaginados lo que tiene Cristin en su blog!

Sobre el postre: Cupcakes de vainilla. Las letras hechas de mantequilla y azúcar glas.

Foto principal de Audrey Hepburn: Desconocido

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.